.

.

Abracadabrantes

domingo, 23 de octubre de 2016

domingo, 14 de febrero de 2016

FALLO DEL XI PREMIO JORDI SIERRA I FABRA 2016

*gif random de los Simpson*

¡Hola, abracadabrantes!
Supongo que lo primero que debería hacer es disculparme por llevar tantísimo tiempo sin publicar. Pero no tenía mucho tiempo y el poco tiempo que tenía no me apetecía pasarlo aquí... Espero que no me lo tengáis mucho en cuenta, estoy trabajando en contenidos que seguro que os gustarán y en una sorpresa por el abracadaniversario que os encantará.
En fin, el fallo del Jordi salió el pasado Jueves pero he retrasado la publicación de esta entrada por... yo que sé. Simplemente lo he ido retrasando.
Los días previos al Fallo estuve muy nerviosa y emocionada y no podía dejar de hablar de ello con todo el mundo. Además conocí a unas chicas muy simpáticas por twitter y fue genial fangirlear con ellas y ponernos histéricas juntas.
Sinceramente no pensaba que fuera a ganar y tampoco tenía muy claro si mi novela iba a quedar en alguna lista. No es que pensara que fuera una novela mala pero estaba convencida de que ni ganaría ni quedaría entre los finalistas, ¿por qué? Pues básicamente por el tema de la novela. Leí unas cuantas historias ganadoras y quedó bastante claro que querían una historia con valores de amistad, superación y todo eso. Y, en fin, mi novela no encaja exactamente con eso. Es una novela de asesinatos, así que estaba claro que no encajaba con lo que pedían.
En fin, os dejo el acta para que veáis como me fue.


GANADOR DEL PREMIO JORDI SIERRA I FABRA PARA JÓVENES 2016:

Sara María Cruces Salguero,de Irún, Gipuzkoa,por “Sobre fondo azul”

 FINALISTAS
 Primer finalista (exaequo) por orden alfabético :
Alejandro Aparicio Rodríguez,de Tres Cantos, Madrid,por “Fantasía cromática”
Víctor Peñas Núñez,de Berriosuso, Navarra,por “Veintidós de mayo”
 Segundo finalista:
Núria López Gabaldá,de Cornellá de Llobregat, Barcelona,por “Enjaulados”
Tercer finalista:
Miriam Huárriz Gúrpide,de Pamplona,por “El último refugio”
Cuarto finalista:
Nerea Benítez Collado,de Pilar de la Horadada, Alicante,por “Cuentos de fuego y luz de luna”
Quinto finalista (exaequo, por orden alfabético):
 Alba García Nieto,de Casas Ibáñez, Albacete,por “As de picas”
 Alberto Tejero Caballo,de Valladolid,por “Crónica de Oliver Buckett”
Francisco Javier García Rostoll,de Benidorm, Alicante,por “Vestigium”

LISTA DE HONOR ORO (POR ORDEN ALFABETICO)
Alba Mato Búa, de A Estrada, Pontevedra,
por “Recuerdos de una noche de tormenta”
Andrea Caballero de Mingo, de Guadalajara,
por “Todos los tonos de gris”
Clara Noguera Navarro, de Puente Tocinos, Murcia,
por “Bleu”
Eider González Abaurre, de Bizkaia,
por “Los últimos pétalos”
Eva Guillén Lopera, de Almería,
por “El viento en el acantilado”
Isabel Fernández Madrid, de Zaragoza,
por “Game over”
Juan Arroyo Martín, de Segovia,
por “Pareja de jotas”
Julia Torres Rivera, de Alcalá de Guadaira, Sevilla,
por “En highgate”
Raquel Rodríguez de Frutos, de Madrid,
por “El bosque del velo”
Tatiana Ostafi Romana, de Sueca, Valencia,
por “Monstruos de circo”
Violeta Céspedes Izquierdo, de Majadahonda, Madrid,
por “Apátridas”


LISTA DE HONOR PLATA (POR ORDEN ALFABETICO)
Ana Durá Boluda, de La Pont d’en Carrós, Valencia,
por “Euterpe”
Andrea Adam Martínez, de Gandía, Valencia,
por “Juego de niños”
Andrea Casanova Carballo, de Vigo, Pontevedra,
por “3 a.m.”
Ariadna Radajckyk Sánchez, de Alcalá de Henares, Madrid,
por “Ira perdida”
Carla García Alonso, de Ponteareas, Pontevedra,
por “Control”
Carles Albert Boluda, de La llosa de Ranes, Valencia,
por “El despertar de la humanidad”
Claudia Capasso López, de Madrid,
por “Viven en ti”
Claudia Lorena Temoche Palacios, de Torrejón de Ardoz, Madrid,
por “Phie”
Daniel Mallo Falcón, de Barcelona,
por “Crónicas del Mundo Espejo”
Daniel Rojas Mirabal, de Candelaria, Tenerife,
por “Katherine y la ciudad de los arcontes”
Hilda Andrea Gutiérrez Su, de Guadalajara, Jalisco, México,
por “Los guerreros Zedriac”
Irene Vega Ramón, de Antiguo Cuscatlán, El Salvador,
por “Cuadernos y aviones”
Lourdes Melchor del Águila, de Fuenlabrada, Madrid,
por “La ermita del ángel caído”
Lucía Pitarch Ballesteros, de Zaragoza,
por “43 de la calle Bagún”
Lucía Sainz Quinn, de Sobarzo Penagos, Cantabria,
por “Como un barco a la deriva”
Maribel Aquilino Mesa, de Mislata, Valencia,
por “Descenso al cielo”
Paula Alves Pardo, de Vigo, Pontevedra,
por “Flores en la penumbra”
Raquel Tirado Fernández, de Castellón de la Plana,
por “El falso héroe”
Sara Kim Palacios, de Barcelona,
por “No soy Shakespeare”
Sebastián González Sierra, de Mirador de la Alameda, Bogotá, Colombia,
por “La chica que cayó del cielo”
Tania Santos Durán, de Palafolls, Barcelona,
por “Girasoles enfermos”
Yeray García González, de Cornellá de Llobregat, Barcelona,
por “Disfraz de mariposa”
***


Pues sí, quedé en la lista de honor plata y estoy muy contenta. Si queréis ver el acta completa os dejo el link aquí. Cuando me enteré de que había salido la lista me puse histérica, entré en la web y no encontraba mi nombre así que me sentí decepcionada y pensé "bueno, otra vez será", ¡entonces me vi en la lista de honor plata!

Me puse muy, muy contenta. Mi objetivo principal era acabar la novela, el secundario era entrar en alguna lista. ¡Y lo conseguí! ¡Ya lo he tachado en mi lista!
Es una sensación genial porque muchas escritoras españolas que me encantan como Alba Quintas, Clara Cortés o Laia Soler también participaron en este concurso en su día y también estuvieron en las listas. Por poner un ejemplo, Alba Quintas estuvo en la lista de honor durante dos años antes de acabar ganando el concurso.
Y parecerá una tontería pero me hace mucha ilusión porque admiro mucho a estas autoras y es como un primer contacto, como el primer paso hacia mi sueño.
Además participar en un concurso como este hace que te des cuenta de toda la gente talentosa y de tu edad que hay. Si habéis leído el acta sabréis que la ganadora de este año tiene mi edad y ya ha escrito 10 NOVELAS, mientras que yo sólo he escrito una... ¡Estoy deseando leer su libro!
En fin, que voy a imprimir el acta y la valoración del jurado y la meteré dentro de mi manuscrito de "El falso héroe". No tengo pensado hacer nada con la novela. Si os hace ilusión leerla, dejadme un comentario y os enviaré el PDF por mail.
¿Que si voy a presentarme de nuevo este año? Pues creo que sí. Como ya comenté en su momento, también quiero acabar la novela en la que estoy trabajando y presentarla al Neo. Eso va a quitarme mucho tiempo. Pero también tengo un libro de relatos acabado que esta deseando que lo corrija, y he pensado en presentarme de nuevo al Jordi con él. Quiero hacerlo porque si no me impongo un objetivo no sé cuando corregiré el libro y además será el último año en el que pueda presentarme y me hace ilusión.

Así que la entrada va a acabar aquí. Espero que disfrutéis mucho del resto del fin de semana (¡San Valentín!), yo pasaré la mayor parte del día estudiando (bachillerato va a acabar conmigo) pero espero que tengáis planes más emocionantes que yo...


¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES A SARA MARÍA CRUCES SALGUERO, A LOS FINALISTAS, A LOS DE LAS LISTAS DE HONOR Y AL RESTO DE PARTICIPANTES!


If you are sad say abracadabrantes three times really fast-
Elle



martes, 22 de septiembre de 2015

ENTREVISTANDO A... ¡ALICE KELLEN!

¡Hola, abracadabrantes! ¿Qué tal en este estupendo martes? 
Hace poco tuve el placer de entrevistar a la escritora Alice Kellen, autora de "Llévame a cualquier lugar" (Plataforma Neo), "Otra vez tú" (Amazon)y "Sigue lloviendo" (Amazon). 

Y sin más preámbulos, ¡dentro entrevista!

  1. Defínete con tres palabras.
Reservada, sensible e impulsiva.
  1. ¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Lo hiciste por algún motivo en especial? ¿Cuántas novelas has escrito? ¿Cómo tomas la decisión de que una de tus novelas debe ser leída?
No, simplemente es algo que me gusta hacer, me lo paso bien, es divertido. He escrito muchas novelas, algunas que se quedarán para siempre guardadas en el cajón al no tener la calidad suficiente, pero que forman parte de ese aprendizaje, y otras que dejé a medias porque quizá la base no era lo suficientemente buena. Todo es probar, equivocarse y seguir.

  1. ¿Cuál es tu libro y tu autor favorito? ¿Cómo sabes que un libro es tu favorito?
Mi libro favorito, creo que «El principito». ¿Autor? Admiro la pluma de Carlos Ruiz Zafón, la oscuridad de Gillian Flynn, la sensualidad de Samantha Young y la experiencia de Lisa Kleypas, Susan Elizabeth Phillips y Marian Keyes. Espero que sirva como respuesta, porque soy incapaz de decidir (risas).
  1. Una película y una serie.
¿Película? Es muy difícil elegir, pero me quedaría con cualquiera de dibujos animados, como Toy Story 3, por ejemplo. Y serie, Breaking Bad.
  1. ¿En qué piensas cuando empiezas a escribir una nueva historia? ¿Qué es lo que más te inspira en esos momentos?
Al empezar una nueva historia suelo vivir en las nubes y me paso el día pensando en los personajes, las escenas, los diálogos… Necesito tenerlo todo bastante machacado en mi cabeza para poder sentarme a escribir y dejarme llevar. En cuanto a las cosas que me inspiran, puede ser cualquier detalle, una canción, una fotografía, una película…
  1. Un actor que me encanta dijo algo por lo que le envidio. Matthew Gray Gubler respondió ante la pregunta « ¿Qué crees que causa los bloqueos artísticos?» «Creo que los bloqueos artísticos son causados por la presión del éxito o el miedo al fracaso y, por suerte, realmente no creo en la presión, en el miedo o el fracaso. Sólo en sonrisas, monstruos y magia.»
¿Crees en el miedo, la presión y el fracaso?
¿Cómo te enfrentas a un bloqueo artístico?
Más que creer en el miedo, la presión y el fracaso, lo que sí siento es que tengo una especie de responsabilidad, porque escribir no deja de ser un «trabajo» y sacar un libro al mercado es un negocio; una inversión, tanto de tiempo por parte del escritor, como de dinero por parte de la editorial y, en teoría, es algo que se debería «recuperar». Miedo quizá no, pero respeto e intentar esforzarme y hacer las cosas lo mejor posible sí.
En cuanto al bloqueo, antes me ocurría con frecuencia, pero hace tiempo que logré superar ese bache tan incómodo (se sufre mucho). Ahora me paso un mes largo pensando en la historia que quiero escribir y hasta que no la tengo muy clara y sé que la idea es sólida, no me siento a teclear por muchas ganas que tenga; a veces me muero de impaciencia, pero aguanto hasta que sé que ha llegado el momento adecuado.



  1. ¿Estás escribiendo algo ahora mismo? ¿Alguna primicia?
Sí, hace apenas dos semanas empecé a escribir la historia de Heather y Nilak, ambientada en Alaska. Los personajes son muy diferentes de todos los que he escrito hasta ahora, al igual que la trama; mi intención es que sea una novela muy emotiva. Cruzo los dedos, a ver si hay suerte y la cosa sale según lo esperado.
  1. Tu primera novela publicada es “Llévame a cualquier lugar”, que ha recibido muy buenas críticas. Auto publicaste el libro en Amazon y posteriormente la editorial Plataforma Neo decidió publicarla bajo su sello. ¿Qué nos puedes contar de esa experiencia?
Hoy en día Amazon es un escaparate que las editoriales tienen muy en cuenta. Pero, claro, publicar en papel y llegar a todas las librerías es algo único; hace una ilusión tremenda entrar a comprar algún libro y ver ahí el tuyo.

  1. A pesar de haber publicado con una editorial decidiste publicar las novelas “Otra vez tú” y “Sigue lloviendo” en Amazon. ¿Mandaste las novelas a alguna editorial?
No, no las envié a ninguna editorial.
«Otra vez tú» es una novela que me ha dado muchas alegrías. Han pasado casi dos años desde que la publiqué y sigue en los primeros puestos de su categoría, así que creo que fue una buena decisión. Y «Sigue lloviendo» la subí a Amazon porque no deja de ser una novela muy corta, no le vi salida en una editorial (a no ser que fuese en formato bolsillo o algo del estilo). La siguiente, que saldrá en 2016 publicada por Titania Fresh, ya sí que pensé que su lugar adecuado era una editorial; pero no descarto volver a publicar en Amazon en el futuro algún relato o lo que surja, ¡nunca se sabe!
  1. Un color, un animal y una frase.
Gris, gato, «Solo se ve bien con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos».
  1. Escribe un texto breve (2 líneas) que contenga las palabras “camiseta”, “Acacia” y “verso”.
Sentado sobre las hojas secas y blanquecinas de una acacia, se limpió las lágrimas con el dorso de la camiseta antes de seguir leyendo aquellos versos tristes que le recordaban lo que había perdido.
  1. ¿Qué consejo le darías a los escritores principiantes?
Lo más importante es leer y escribir mucho, coger práctica y experimentar; para ello hay que probar géneros, narradores, estructuras diferentes… ¡todo! Los retos son divertidos. Es importante que el proceso creativo nos haga disfrutar. Y, por supuesto, querer seguir aprendiendo siempre y no rendirse ante las negativas.

  1. ¿Qué les dirías a los lectores para que dieran una oportunidad a tus novelas?
Les animo a probar. No sé si les gustarán, porque eso ya es algo muy subjetivo, pero pueden decidir según el género que más les tiente leer, desde el drama a la comedia.
Y por último, muchísimas gracias por responder a estas preguntas. ¡Eres un verdadero ejemplo a seguir!

Gracias a ti, por hacerme un hueco en tu blog; me ha gustado muchísimo la entrevista (y la pregunta número seis me ha hecho reflexionar lo mío).

¡Y hasta aquí la entrada de hoy! ¿Conocíais a esta autora? ¿Habéis leído alguno de sus libros?
Si os habéis quedado con ganas de conocerla mejor aquí os dejo su página web.


domingo, 12 de abril de 2015

ENTREVISTA A CLARA CORTÉS

¡Hola, abracadabrantes! Siento haber pasado tanto tiempo sin publicar, pero la semana en Francia y la Semana Santa en la que no he tenido internet... Pues eso, que no ha podido ser.
¡Per aquí estoy! Antes de ayer conocí el fallo del premio Plataforma Neo de este año y me puse contentísima. Este año no publicarán solo la ganadora Clara Cortés sino también Alba Quintas, a quien entrevisté aquí.

En fin, que tuve el placer de entrevistar a Clara y os dejo el resultado. 

  1. Defínete en tres palabras.
Soñadora, cabezota y (un poco) llorona.

2.¿Cuándo empezaste a escribir? ¿Lo hiciste por algún motivo en especial? ¿Cuántas novelas has escrito?
Empecé de pequeña, y gané el primer concurso con once años. Lo hice porque tenía historias en la cabeza; normalmente, cuando leo, siempre acabo imaginándome que soy un personaje nuevo (o uno que ya está, incluso) y que participa en la historia. Poco a poco me di cuenta de que ese método era algo frustrante, así que empecé a escribir mis propios cuentos, donde yo podía ser todos los personajes o ninguno. Y me gustaba, así que seguí.
En toda mi vida he escrito (*se va un momento a contarlas*) 11 novelas, unas más cortas y otras más largas, incluyendo Al final de la calle 118. Ni que decir tiene que esta es la primera que (en mi opinión) realmente vale la pena, jajajaja.
  1. ¿Cuál es tu libro y tu autor favorito? ¿Cómo sabes que un libro es tu favorito?
Pregunta difícil. No tengo un libro favorito, pero sí muchos libros que amo con locura, y lo mismo pasa con los autores. Curiosamente, tanto mis libros como mis autores favoritos coinciden: Ahora mismo podría decir El gran Gatsby y Scott Fitzgerald, Nunca me abandones y Kazuo Ishiguro y Eleanor and Park y Rainbow Rowell de narrativa extranjera.
Alba y Clara
Sé que un libro está en la lista de favoritos cuando lo leo y pienso “quiero escribir así” o “esto es brillante”; cuando me doy cuenta de que la historia en sí no es tan importante como cómo te la están contando.
4.Cantante, grupo de música y canción favorita.
Otra difícil. Ahora mismo contestaría Ed Sheeran / David Bowie, The Smiths / The Cure / Imagine Dragons y... ufff. Shots / Just like Heaven / All I want / Demons. Pero no sé, van variando.
  1. Una película y una serie.
V de Vendetta y My Mad Fat Diary.
6.¿En qué piensas cuando empiezas a escribir una nueva historia? ¿Qué es lo que más te inspira en esos momentos?
Depende en cada caso. Normalmente tengo muchas ideas sueltas, como un personaje que me llama mucho la atención y pienso que merece tener una historia, o una escena, o un plot twist que estaría muy bien escribir. A partir de ahí, siempre intento definir un poco qué podría pasar, o cómo podría encajar las piezas sueltas para formar un puzle, y escribo el principio. Si se me ocurre el final, sé que voy a acabar escribiendo la historia pronto; la parte central ya irá surgiendo. Si no tengo final, espero y escribo otras cosas mientras tanto.


  1. Un actor que me encanta dijo algo por lo que le envidio. Matthew Gray Gubler respondió ante la pregunta «¿Qué crees que causa los bloqueos artísticos?» «Creo que los bloqueos artísticos son causados por la presión del éxito o el miedo al fracaso y, por suerte, realmente no creo en la presión, en el miedo o el fracaso. Sólo en sonrisas, monstruos y magia.»
¿Crees en el miedo, la presión y el fracaso?
Clara Cortés Martín
Sí. Pero no solo en el campo de las artes, también en el de los estudios, por ejemplo. Y es un fantasma que siempre está ahí acechando, pero hay que intentar ignorarle. Cuando lo controlas y pasas por encima del miedo, la presión y el fracaso, tres cosas que existen y son muy reales muchas veces, te haces más fuerte. Es como un dragón a la entrada de una cueva.
¿Cómo te enfrentas a un bloqueo artístico?
Tengo una forma muy curiosa de “procrastinar” con una historia que consiste en empezar a escribir otra completamente distinta. Sí, es poco productivo, pero al final siempre acabo encontrando el momento justo para volver a las historias que he dejado apartadas y continuarlas.
8.Te has coronado como la ganadora del premio de novela juvenil “La Caixa/Plataforma Editorial” con tu novela “Al final de la calle 118”. ¿Cuándo empezaste a escribirla y cuanto tardaste en terminarla? ¿Qué nos puedes contar sobre ella?
La idea nació en el verano de 2012, pero no empecé a escribirla hasta un año después. La escribí durante tres meses más o menos. Es una mezcla entre dos ideas que ya tenía escritas, las de unas chicas que tienen que vivir en un motel porque no tienen dinero y una de ellas es prostituta, y la de la chica que pasa por delante de una valla y ve a un chico tocando la guitarra al otro lado. Es un poco dura, bastante drama y creo que no muy típica en la literatura juvenil, pero aún así espero que guste y que la gente entienda el mensaje final que quiero que se quede.
  1. Ya te presentaste antes a este certamen, quedando dos veces finalista. ¿Por qué te animaste a hacerlo? ¿Cómo esperabas cada año el fallo del concurso? ¿Qué crees que esta vez ha sido diferente?
El primer año me presenté porque, junto con el premio de la fundación Jordi Sierra i Fabra, era el único que aceptaba la participación de menores de 18 años. Cumplí 18 el verano pasado, así que seguí intentándolo por la misma razón, y porque tenía muchas ganas de publicar. Tengo cosas que decir, y quiero que la gente las lea. Y la espera del fallo... me ponía muy nerviosa y pesada (cualquiera de mis amigos / compañeros de clase pueden confirmarlo, eso seguro), y luego me quedaba un poco plof...
La diferencia este año creo que ha sido que he empezado a leer cosas diferentes, incluyendo más literatura adulta y poesía, por lo que mi forma de escribir ha cambiado también. Soy consciente de que he mejorado bastante desde la primera vez que me presenté al concurso. Si no ganaba, tenía intención de mover la novela de todas formas.
  1. ¿Cómo reaccionaste ante esta fantástica noticia? ¿Te esperabas ganar en este tercer intento? ¿Cómo lo has celebrado?
En realidad, no.  No es bueno tener la idea de que vas a ganar, porque si piensas así luego la caída duele mucho más. Cuando lo supe, empecé a temblar como una hoja porque creía que era una broma. Casi me echo a llorar y después me fui a cenar por ahí para celebrarlo con mi familia.
  1. ¿Estás escribiendo algo ahora mismo?
Escribo constantemente. Tengo varias historias empezadas, y una agenda donde voy escribiendo un poco de cada.
  1. Un color, un animal y una frase.

    Azul oscuro. Gato. «Y así vamos hacia delante, botes que reman contra la corriente, incesantemente arrastrados hacia el pasado», El gran Gatsby.

    13.Escribe un texto breve (2 líneas) que contenga las palabras “camiseta”, “Acacia” y “verso”.
«Annabel Acacia rió como una niña, como si el tiempo corriera hacia atrás y ella volviera a ser la muchacha pelirroja que llevaba camisetas demasiado grandes y hablaba en verso. El columpio subía y subía hasta que, finalmente, ella desapareció.»

14.¿Qué consejo le darías a los escritores principiantes?
Esto no es nada que no hayáis oído antes, pero LEED. Escribir. Fijaos en cómo escribe la gente, e imitadles. Poco a poco, empezaréis a definiros, pero yo creo que ese es un buen ejercicio para practicar y empezar. Eso sí, lo más importante es que NO DEJÉIS DE ESCRIBIR. Aunque creáis que no es bueno, o que no vais a llegar a ninguna parte. No tenéis que “llegar a ninguna parte”, de momento. Tenéis que seguir escribiendo. Es la única forma de aprender a escribir.
Por último me gustaría agradecerte que me hayas permitido hacerte la entrevista y te deseo toda la suerte del mundo con la novela, que estoy deseando leer, y todos los proyectos futuros.
¡Muchas gracias, espero que te guste!
Otra entrevista que le hicieron en la que podréis escucharla y verla y todo eso.   

  

lunes, 15 de septiembre de 2014

Una historia sobre la anorexia.

¡Hola, abracadabrantes! 
Hace unos meses (que tiempos aquellos) publique este relato, y gracias a vuestras críticas positivas me animé a presentarlo a un concurso.
Para participar en el certamen eliminé la entrada en la que se encontraba el relato.

¡Resulta que al final obtuve el primer puesto (el primer concurso literario nacional que gano)! 
Y, bueno, que quiero que el relato se quede en el blog porque le tengo mucho cariño y también os tengo mucho cariño a vosotros… (que lío estoy montando:)

Eeeen fin, que aquí os dejo la historia, ¡así los que no lo leísteis en su momento tenéis oportunidad de hacerlo! 
Nada más, ¡ya me diréis que os parece en los comentarios! 


UNA HISTORIA SOBRE LA ANOREXIA
¡Madre mía! Mira tus piernas, cielo. Están gordas. Normal que no te entren esos bonitos pantalones de Stradivarius que a tu amiga le sientan tan bien. Bueno, no la consideres tu amiga. Si de verdad fuera tu amiga, no los habría comprado, sabiendo que tú te ibas a sentir tan mal. Porque te sientes mal. Muy mal. Pensándolo bien, ¿cómo iba a ser ésa tu amiga? ¡Si estás como una foca! No te puede querer. Ni ella ni nadie. Desde hoy, dieta. Hora de NO cenar. Muy bien. Di simplemente, “no tengo hambre”. Genial. Ellos también creen que necesitas comer menos. Toma sólo una manzana, una manzana está bien. Cógela. ¡Pero mira! Tus dedos son como morcillas. ¡Grotescos! Si un chico te pidiera matrimonio, ¡no te cabría el anillo! 

De desayuno, tortitas. Hum. Huelen bien pero no las mereces. ¡Por dios! Si estás gorda. Tienes hambre, pero si comes algo seguro que explotas. No, peor aún, no explotarás y te quedarás para siempre con ese cuerpo tan horrible y no le gustarás a nadie.

Hoy sal a correr. Corre, corre y no pares. ¿Has visto Forest Gump? Pues tú igual. Bueno, para sólo en los cruces. No dejes que el cansancio se apodere de ti. Ni la fatiga ni nada debe alejarte de tu objetivo. Bebe agua, el agua no es mala. Sustituye la leche o los refrescos por agua. Una pera por esa bollería que zampabas. ¡Así estás de asquerosa! 

Eh, mira a tus amigas. La mayoría son perfectas. Y han tenido novios. ¡Consigue lo mismo, nena! Tú nunca has salido con nadie, ¿por qué será? Son las dos de la mañana, pero tú debes seguir haciendo abdominales. ¡No te puedes dormir con ese cuerpo! Quieres que te quieran, ¿verdad?

Han  pasado cinco días. Todo el día haciendo deporte y apenas sin comer para nada. Apenas has perdido peso. ¡Foca estúpida! La gente normal ya habría perdido algo. Pero tú eres diferente. Tú estás muy gorda. 15 años de gorda. Debes vaciarte. Debes vaciarte. Es muy fácil, hazme caso. Tú ves al cuarto de baño, cierra la puerta con pestillo. Así, muy bien. Abre el grifo. Acércate a la taza del wáter. ¡Puaj! Alguien ha defecado y no ha tirado de la cadena. ¡Qué mal huele! ¿Ves esa mierda que es tragada por el retrete? Tú eres esa mierda. Una mierda gorda y asquerosa. Pero no llores. No llores. Para. Puedes arreglarlo. Todavía estás a tiempo. Vomita. Sácalo todo. Venga, una arcada tras otra hasta que todo quede fuera. ¡Ya está! ¡Ha sido fácil! Pero que no quede ninguna huella, ¿eh? Mucho mejor. 

Corre. Haz deporte. No comas. Sólo lo justo para dar el pego. Y vacíate. ¿Ves? Todos te ven más guapa. Ya han pasado meses. Todo funciona bien, ¿no? No. Mírate al espejo. Sigues estando gorda, sigues sin verte bien. Tú tampoco estás muy bien de la cabeza, ¿verdad? Pues sigue adelante. Sigue con lo tuyo, pierde más peso, ¡venga! Tienes hambre. Pero no debes comer. No debes comer, no mereces comer. Come quien se lo merece, quien está delgado y puede controlarse. Pero tú estás como una foca. ¿Acaso no lo ves cuando te miras al espejo? Si no dejas de llorar. Pero tranquila, todo esto tiene solución. Estás a tiempo de subirte al tren de la gente perfecta, la gente que disfruta y que tiene novios en cada esquina. 

Muy bien. Has bajado muchísimo de peso. No comer, correr, vomitar.  ¿Verdad que es fácil resistir la tentación? Vale. No es fácil. Todos lo admitimos. Pero tú lo estás haciendo muy bien. ¡No llores! Hoy es el cumpleaños de tu madre. Una fiesta en familia. Todos dicen que estás más delgada. Sabes igual que yo que no es suficiente. La tarta, la paella, parecen apetitosas. Pero no lo mereces. Resiste. Resiste. Nada. Eres débil, no vales la pena. Has tenido que comértelo todo. ¡Menudo atracón! Foca estúpida. No lo merecías. Pero tranquila, todavía estás a tiempo. Cumple tu penitencia. Vacía tu cuerpo. Jura no comer, no debes comer, haz deporte en la soledad de tu habitación. 

Bajas de peso. Se están preocupando por ti. No se preocupan por ti, de verdad, aunque lo digan. Sólo están sorprendidos. Porque eras la niña gorda y ahora estás mucho mejor. Pero no es suficiente. Vas al Stradivarius y te pruebas los vaqueros, te van grandes. ¡No serán los mismos! ¿Por qué será que sigues sin novio? Tienes que seguir con lo tuyo, aunque la báscula y ellos digan que te ocurre algo. ¡Claro que te ocurre algo! Pero rómpete por dentro y finge una sonrisa. 

Te mareas. Te han metido un estúpido zumo en la boca. ¡Todo tu trabajo al traste! Te has desmayado. En el instituto están preocupados, o eso dicen. Sólo lo dicen. No les importas, sigue a lo tuyo. Sigues llorando y sintiéndote mal cuando te miras en el espejo. Creen que todo es demasiado. Deja de tambalearte. Tu enorme cuerpo está cayendo. ¡Haz algo! ¡Haz algo! Eres un caso perdido. 

Ya sé quién eres. Eres Anorexia. Te venceré. Haré que tu voz se vaya de mi cabeza. Aquí me ayudarán. Sólo he de obedecer, comer, hacerles caso. Me han hablado de ti. Puedo vencerte. Voy a vencerte.

Hola. Ya me conoces. ¿De verdad quieres pasar de mí? Has aguantado unos meses pero no vas a poder seguir. Hazme caso, estoy contigo. ¿De verdad quieres ponerte gorda de nuevo? 

No eres bonita, por muchas veces que te lo digan. Sigues pensando que no eres bonita cuando te miras en el espejo. Sigues llorando cuando te miras en el espejo. Y has hecho llorar a tus padres, a tu familia. Les has hecho infelices. No les mereces, ni a ellos ni a nadie. ¿Te gusta esta vida de normas y reglas y personas que creen que te comprenden? No te comprenden. Yo lo hago. No soy tu enemiga. Otra vez te pondrás gorda, otra vez será lo mismo. ¿Seguro que quieres volver a ello? Sigues sin verte bonita. Sigues sin ser bonita. Recaerás. Recaerás cuando pienses que estás del bando de ellos, volverás conmigo.

No. Ellos me quieren. Quiero ser feliz. Y para serlo he de pasar por esto.

Esto viene de antes. Hoy te has dado cuenta. Recuerda, tenías doce años y jugabas a morderte los mofletes y parecer extremadamente delgada. Estabas destinada a acabar siendo mía.
No.


Creías que estabas bien, pero mírate. Nadie te comprende. He vuelto contigo, cielo. Recaerás, volverás a ese horrible sitio en el que te rellenarán como a un pavo. Harás llorar de nuevo a tus padres y a tu familia. Siempre serás una mancha en la historia de esa familia perfecta. Estás gorda. Siempre serás horrible. Acéptalo. Será fácil desaparecer. Con un poco de suerte, sólo tendrás que salir a correr, y no parar en los cruces.